Beber para olvidar: las mejores películas de alcoholismo

Litros de alcohol corren por las venas de los protagonistas de estas películas. Los peligros de la bebida siempre han estado muy ligados al séptimo arte.
Vota esta lista:
4,4

Beber para olvidar: las mejores películas de alcoholismo - Estamos Rodando

Litros de alcohol corren por las venas de los protagonistas de estas películas. Los peligros de la bebida siempre han estado muy ligados al séptimo arte.
165 puntos
Vodka y cocaína era el cóctel explosivo que se metía Denzel Washington antes de pilotar un avión que estaba condenado a estrellarse. Dirigida por Robert Zemeckis, la película reflexiona sobre las consecuencias del alcoholismo, muestra lo difícil que es superar la adicción y nos regala una de las mejores interpretaciones de 2013.
148 puntos
Paul Newman ganó aquí el premio al alcohólico más guapo de la historia del cine. La bebida era su comodín para olvidarse de que ya no quería a su mujer (Elizabeth Taylor), de que su padre era un auténtico imbécil y de que tenía que forzarse a reprimir sus clarísimas tendencias homosexuales.
134 puntos
Nicolas Cage se quedaba sin familia, sin trabajo y sin dinero por culpa del alcohol en esta película, y tomaba la drástica decisión de morir borracho en Las Vegas. Pero sus planes cambian cuando conoce a una prostituta de lujo llamada Sera (Elisabeth Sue). El film obtuvo cuatro nominaciones al Oscar, pero no ganó ninguno.
128 puntos
Fantástica película de Blake Edwards, estrenada en el año 1962, acerca de los efectos del alcohol sobre una joven pareja que acababa de casarse y de tener un hijo. Y no menos fantástico el trabajo de los dos protagonistas, Jack Lemmon y Lee Remick, que recibieron sendos Oscars por sus interpretaciones.
68 puntos
Grace Kelly ganó el único Oscar de su carrera por esta película, en la que encarnaba a la esposa de un actor de teatro (Bing Crosby) que no paraba de beber para olvidarse de que había matado a su hijo en un terrible accidente. La presencia del guaperas de turno que intenta ligarse a la mujer (William Holden) empeoraba la situación.
62 puntos
Elizabeth Taylor y Richard Burton, pareja dentro y fuera de la película, hacían públicas sus vergüenzas ayudados por unas cuantas copas de más. Pocos matrimonios se han odiado tanto en la gran pantalla, y con tanto arte. De hecho, la Taylor ganó el Oscar a la mejor actriz del año 1966. Burton se quedó con la nominación.
59 puntos
Un cantante de country (Jeff Bridges) se emborracha y se deprime por toda la costa Oeste hasta que se cruza con una periodista con alma de ángel (Maggie Gyllenhaal). Un papel que le iba como anillo al dedo al gran Bridges, que ganó merecidamente el Oscar al mejor actor de 2009.
58 puntos
Ray Millan interpretó en esta película de Billy Wilder a un escritor incapaz de terminar un libro porque siempre buscaba refugio en la bebida. Jane Wyman era la sufrida esposa que no sabía cómo sacarle de su adicción. El film ganó cuatro Oscars: mejor película, mejor guión adaptado, mejor actor y mejor director.
41 puntos
Johnny Depp vivía en esta película el sueño de mucha gente: ser periodista ‘freelance’ en una isla del Caribe, trabajando poco y bebiendo ron. Mucho ron. Quizá demasiado. Por si esto fuera poco, Depp solía reunirse con un grupito de personajes a los que también les iba eso de hincar el codo. Y claro, la mezcla terminaba estallando.
38 puntos
John Travolta también sabe hacer de personajes dramáticos, como demostró en este film. Interpretaba a un profesor de universidad que, tras un dramático suceso, emprendía la huida a Nueva Orleans. Allí conocerá a Scarlett Johansson, lo cual alivia a cualquiera, pero antes tendrá que superar una adicción y dolorosos ataques de gota.
Vota esta lista:
4,4
PUBLICIDAD
Vota entre los títulos que han marcado la carrera del actor estadounidense, des...
Votar »
Disney, Pixar, DreamWorks o las creaciones de Hayao Miyazaki pugnan por llevarse...
Votar »
PUBLICIDAD